Boletín 39/03-09-21/CS

Con el firme objetivo de atender las necesidades hídricas de la población de Cuautitlán Izcalli, Operagua ha fomentado la colaboración entre distintos órdenes de gobierno para llevar a cabo proyectos y obras que mejoren la calidad de sus servicios hidrosanitarios. Ejemplo de ello ha sido la participación de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) a través del Programa de Devolución de Derechos (PRODDER).

Desde el año pasado, se emprendieron iniciativas para rehabilitar fuentes de abastecimiento de agua potable, para ello se contó con asignación de recursos provenientes de los ingresos federales obtenidos por la CONAGUA, que se complementaron con recursos del propio organismo operador.

El resultado de esta colaboración entre la federación y el municipio de Cuautitlán Izcalli fue la rehabilitación integral de cuatro pozos profundos de agua potable, la rehabilitación de la planta de rebombeo tipo Booster y la construcción del colector Tlallocan en el pueblo de Axotlán; dichas acciones se concluyeron satisfactoriamente y ya se encuentran operando en beneficio de las y los izcallenses.

Para el caso de los pozos, el “Potrero” pasó de aportar 24 a 40 litros por segundo (lps), el pozo “Cofradía II” de 27 a 35 lps, el “Pozo 11” de 28 a 40 lps y el “Koblenz II” de 8 a 13 lps. Esto implica un incremento de 41 litros por segundo en la capacidad de extracción de agua potable, beneficiando a colonias como Jardines de la Hacienda, Cofradía II, Zona Industrial Cuamatla y la región centro y sur de Cuautitlán Izcalli.

La planta “Booster” contaba con equipos de aproximadamente 30 años de antigüedad, su obsolescencia provocaba que la operación se viera constantemente afectada o interrumpida. Por ello, fueron incorporados tres motores nuevos con capacidad de 200 caballos de fuerza y un cuarto equipo de 150 caballos de fuerza, lo cual tiene como resultado una nueva capacidad de bombeo en la planta de hasta 750 litros por segundo.

Igualmente se trabajó en la subestación eléctrica de la planta, que opera los motores del rebombeo, donde fueron instalados nuevos arrancadores a tensión reducida, que mejoran la eficiencia de consumo de energía eléctrica hasta en un 40% y permiten garantizar la continua operación de los equipos, además de mejorar las condiciones de trabajo del personal y evitar su exposición a equipos obsoletos, inestables y peligrosos.

Finalmente, fue construido el colector Tlallocan en el pueblo de Axotlán, con el objetivo de mejorar la capacidad de desalojo de agua pluvial en la zona y evitar afectaciones en temporada de lluvias. Dicho colector tiene una longitud de 500 metros y posee una estructura de descarga con gavión hacia el río Hondo.

Este conjunto de acciones formaron parte del ejercicio 2020 del programa federal PRODDER, complementado con recursos de Operagua Izcalli O.P.D.M. El adecuado ejercicio de las participaciones federales, reportado a la Comisión Nacional del Agua, genera un entorno de confianza para que se fortalezcan los lazos de colaboración entre ambos niveles de gobierno y se continúen llevando a cabo obras en beneficio de la población del municipio.








Leer en el sitio del municipio