Boletín 59/23-12-21/CS

Con el objetivo de ampliar la infraestructura de tratamiento de aguas en Cuautitlán Izcalli en beneficio de su medio ambiente, Operagua Izcalli coadyuvó en la rehabilitación de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) ubicada en el Fraccionamiento Rinconada San Miguel para su puesta en operación.

Contando con la participación del Presidente Municipal de Cuautitlán Izcalli, Ricardo Núñez Ayala; de autoridades de Operagua Izcalli; representantes de la Constructora Inmobiliaria Casas ARA, así como autoridades auxiliares y habitantes del lugar, se realizó la inauguración de la planta, en una muestra del trabajo coordinado entre desarrolladores y autoridades municipales en beneficio de las y los izcallenses.

Gracias a la asesoría técnica de Operagua Izcalli y al compromiso de la constructora por dar cumplimiento a sus obligaciones medioambientales con el municipio, la PTAR fue reacondicionada durante varias semanas para operar de manera óptima
y procesar hasta 7.5 litros por segundo de aguas residuales provenientes del uso doméstico en el Fraccionamiento Rinconada San Miguel.

A través de un proceso aerobio, es decir introduciendo oxígeno a través de platos difusores en el reactor, se llevan a cabo procesos biológicos y físicos durante el tratamiento del agua; misma que se almacena en el cárcamo de la instalación para su posterior disposición en el Río Cuautitlán. Con su procesamiento, el agua residual alcanza los estándares de la Norma Oficial Mexicana NOM-003-ECOL1997, lo que reduce la huella contaminante para el cuerpo de agua que la recibe.

Diversos equipos electromecánicos fueros reemplazados para garantizar el correcto funcionamiento de la PTAR, destacando una planta eléctrica de emergencia con capacidad de 197 Kva y el reacondicionamiento del cárcamo que recibe el agua tratada de la planta, así como el agua pluvial durante la temporada de lluvias, previniendo encharcamientos e inundaciones en el conjunto habitacional.

La PTAR ya se encuentra operando en beneficio de las y los habitantes de Rinconada San Miguel, no obstante que la entrega formal de las instalaciones a Operagua Izcalli se realizará en el mes de febrero. Con estas acciones se avanza en el objetivo de desarrollar un municipio hídricamente sustentable, con un menor impacto contaminante en cuerpos de agua como el Río Cuautitlán cuya importancia alcanza a la región del Valle de México.











Leer en el sitio del municipio